IVA inc.
Cómo dar de baja una moto y no morir en el intento

Cómo dar de baja una moto y no morir en el intento


Existen algunos tipos de trámites que pueden resultar algo engorrosos, o incluso los hay que aparentemente también lo son, pero en realidad se trata de procedimientos bastante simples. Uno de ellos es aprender a dar de baja una moto, de manera que el objetivo va a ser analizar las alternativas que tenemos a nuestra disposición y todo lo necesario para llevar a cabo el proceso de la manera más rápida y sencilla posible.

 

Opciones para dar de baja una moto

 

Antes de nada, es muy importante que entiendas que existen dos posibilidades a la hora de dar de baja una moto, las cuales también coinciden a la hora de dar de baja coche o cualquier otro tipo de vehículo, las cuales son las siguientes:

·       Dar de baja temporal una moto: es un tipo de baja reversible, es decir, se puede dar de baja temporalmente un vehículo por un plazo de un año que se podrá renovar y ampliar por tiempo indefinido, por ejemplo, para resolver cualquier aspecto relacionado con el mismo. Durante el tiempo que esté de baja, no habrá que pagar el impuesto anual, pero tampoco podrá circular. Un buen ejemplo es si nos encontramos con una avería muy costosa que no podemos afrontar en estos momentos, o incluso si vamos a estar sin utilizar el vehículo durante mucho tiempo. Hay que tener en cuenta que la baja temporal, como su propio nombre indica, es reversible y según la normativa vigente ha de renovarse cada año. De no ser así, pasado este plazo, tu moto o coche volverá a estar dado de alta con todas las obligaciones pertinentes.

 

·       Dar de baja definitiva una moto: en este caso, la baja es definitiva, de manera que el procedimiento dará lugar a que el vehículo se retirará por completo de la circulación y no podrá volver de nuevo. En este caso será imprescindible entregar el vehículo a un desguace autorizado por la Dirección General de Tráfico. Esta alternativa es la que se utiliza, por ejemplo, si se ha producido un siniestro y el vehículo no se puede reparar.

Lo más importante es entender que la principal diferencia entre la baja definitiva y la baja temporal es que la primera no se puede revertir, es decir, una vez que des tu moto de baja definitiva, el vehículo será desguazado, mientras que, en el caso de la baja temporal, el vehículo lo puedes seguir teniendo en propiedad y lo podrás volver a dar de alta en el futuro.

Qué necesitas para dar de baja la moto


Una vez que hayamos decidido el tipo de baja a la que vamos a someter a nuestro vehículo, es decir, si se trata de una baja definitiva coche o moto o hacer una baja temporal coche para poder volver a darlo de alta en el futuro, será el momento de conocer los pasos que se deberán seguir, los cuales son similares en ambos casos, aunque con diferencias notorias.

 

 

 

 

Cómo dar de baja definitiva una moto

Para dar de baja definitiva una moto es necesario entregar el vehículo a un CAT y presentar la siguiente documentación:

·       Permiso de circulación del vehículo.

·       Tarjeta de inspección técnica de la moto.

·       DNI o cualquier otro documento que acredite nuestra identidad.


Y si el vehículo se da de baja porque se va a trasladar a otro país, habrá que añadir:

·       Anexo al impreso en el que se indica que el vehículo no es un residuo y que se va a trasladar a un país que no pertenezca a la Unión Europea.

 

Es importante saber que una vez que el vehículo se entrega al desguace, se procederá a extraer piezas de coches de segunda mano que se venderán para que puedan ser aprovechadas por otros vehículos, mientras que con las que no sirvan, procederán a realizar el reciclaje pertinente.

 

Producto añadido a la lista de deseos

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario.
Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las
mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies,
pinche el enlace para mayor información.